A mediados del 2019, entró en vigencia el Manual de Advertencias Publicitarias, el cual establece que los alimentos procesados deben llevar hasta cuatro octógonos que adviertan de altos niveles de azúcar, sodio, grasas saturadas y/o grasas trans. Sin embargo, es necesario aclarar que la ausencia de estos octógonos de advertencia en los empaques no significa que todos sean productos saludables. Sólo demuestra que estos no llegan a los parámetros técnicos para hablar de productos con “alto en azúcar” o “alto en grasas trans”.
Entonces, ¿en qué casos es necesario la presencia de estos símbolos de advertencia?
El marco de lo establecido en la ley Nº 30021 (Ley de promoción de la alimentación saludable para niños, niñas y adolescentes) del Manual de advertencias publicitarias, indica que un alimento procesado llevará el octógono de advertencia de:

  1. Alto en sodio: en el caso de alimentos sólidos, si la cantidad de sodio supera los 800 mg. / 100 g. y en bebidas cuando sea mayor o igual a 100 mg. / 100 ml.
  2. Alto en azúcar: cuando los productos sólidos contengan una cantidad de azúcar mayor o igual a 22.5 g. / 100 g. y los líquidos cuando sea más o igual a 6 g. / 100 ml.
  3. Alto en grasas saturadas: en alimentos sólidos cuando la cantidad de estas grasas supere o sea igual a 6 g. / 100 g. y en líquidos cuando llegue o sea mayor a 3 g. / 100 ml.
  4. Contiene grasas trans: depende de la normativa vigente.
    Es importante recordar que las grasas trans son las más riesgosas para nuestra salud – según la Organización Mundial de la Salud (OMS)- y consumirlas de manera constante incrementa nuestro riesgo de padecer enfermedades cardiacas. Por lo tanto, recomendamos encarecidamente evitar la compra de productos que lleven el octógono de advertencia que concierne a grasas trans.
    Ahora que conoces esta información, úsala a tu favor para mejorar la selección de tus alimentos tomando precaución desde antes de comprarlos.